jueves, 26 de marzo de 2015

Premios Parabatais


Muy agradecida a Juan Carlos

La Proa del Titanic





Premio Parabatais otorgado por Juan Carlos 








Gracias a Juan Carlos y a sus blogs Universo Mágico y Fórmula 1, por la nominación a mi blog La Proa del Titanic como premio Parabataris, nominaré 15 blogs.


Las normas del premio son las siguientes:

1- Exhibir el premio en tu blog
2- Nominar 15 blogs


Y en reconocimiento a su labor como bloggers, los 15 que voto son:

Mamen Andalucía y su blog Mariposas que madrugan
María del Socorro Duarte y su blog Presentimientos
Jorge Iglesias y su blog El gallego editoriales
Carlos Borrego y su blog Ayudas, becas y subvenciones
Carlos Ferrer y su blog C F por el conocimiento
Charlotte Bennet y su blog El rincón literario de Charlotte Bennet
Jose Ayllón y su blog Mi blog
Ulises Tomas y su blog El psicoasesor
Federico Rivolta y su blog Relatos Oscuros
Juan Gregorio Avilés y su blog Blog de Juan Gregorio
Laura Mir y su blog Libres Relatos
Chante Noir y su blog Chante Noir
Hombres Modernos y su blog Hombres Modernos
Hijxs del desierto y su blog Hijxs del desierto
Isabel Calle Santos y su blog Psicología Isabel Calle Santos



miércoles, 25 de marzo de 2015

Sensaciones Titánicas

Hoy, revisando carpetas y carpetas de fotos, buscando una adecuada para daros los buenos días, encontré una especial, al verla he vuelto a revivir una de las sensaciones más emotivas que viví en mi visita a Titanic: The exhibition en el Museo Marítimo de Barcelona en 2012. La foto en cuestión es de un par de botas expuestas en la exposición del Titanic. Durante todos estos años he visto esas botas en documentales, películas, artículos, publicaciones, etc. La sensación que me produjo verlas en una vitrina, frente a mí, viéndolas con mis propios ojos, fue arrolladora. De la infinidad de artículos, réplicas, salas, prendas, datos e innumerables objetos cotidianos, aquellas humildes botas me emocionaron y, hoy, el recuerdo de aquella sensación me obliga a compartirla con todos vosotros. Muy buenos días titánicos!!


Historia de las botas según el guión de la exposición, esta descripción es un aporte ofrecido por José J. Carrillo

martes, 24 de marzo de 2015

Tal día como hoy, el 24 de Marzo de 1915



Apenas había pasado un año desde la tragedia del Titanic, el 24 de Marzo de 1912, Morgan Robertson fallece en una habitación de hotel. Robertson escribió una novela llamada "Futility", también conocida como "El naufragio del Titán", que coincide en el 90% de las circunstancias con el fatídico suceso que vería el Titanic el 14 de Abril de 1912. Descubre las coincidencias de esta novela con el accidente naval más famoso de la historia, el Titanic.

http://laproadeltitanic.blogspot.com.es/2014/11/la-profecia-del-titanic.html

lunes, 23 de marzo de 2015

El Titanic y sus barcos gemelos


Magnífica propaganda de la White Star Line para el lanzamiento de sus tres barcos gemelos, los más grandes y lujosos jamás construidos, los cuales fueron diseñados con el único fin de superar a su competencia más directa, la Cunard Line que competía con el Mauretania y el Lusitania en su afán por ser la compañía más segura y fiable para cruzar el Atlántico Norte en la ruta Southampton - New York.




miércoles, 11 de marzo de 2015

Las conspiraciones del Titanic

El Titanic ha sido objeto de inspiración para multitud de documentales, libros o películas y, por tanto, es también el blanco de muchas conspiraciones. Algunas pueden dar lugar a pensar que el Titanic nunca se hundió sino que fue reemplazado por el Olympic y que fue este último el barco que realmente yace en el fondo del Atlántico Norte, otras sugieren que fueron los jesuitas quienes pusieron artefactos explosivos en lugares estratégicos del barco para así hundirlo y evitar que se formara La Reserva Federal, otras apuntan a que fue la momia a bordo del gran transatlántico la que llevaba una maldición consigo. 

Estas son solo algunas conspiraciones alrededor del Titanic e iré publicando aquellas que estimulen mi curiosidad porque leyendo cada una de ellas existen tantos motivos para creerlas como para no hacerlo, espero vuestras opiniones al respecto y espero que podáis compartir con nosotros algunos de vuestros conocimientos y/o reflexiones sobre el tema “conspiraciones del Titanic”. Saludos a todos Titánicos!!! (ánimo, ya queda menos para el finde!!)

sábado, 7 de marzo de 2015

Ruth Elizabeth Becker, superviviente del Titanic

Ruth Elizabeth Becker, una superviviente del Titanic, llega hoy hasta nosotros. Otra de las incansables historias ocultas del Titanic, de esas que nunca nos cansaremos de oír, de esas que al leerlas es como si estuvieras viendo un montón de diapositivas pasar, una tras ot estuvieras viendo un monto hoy en La Proa del Titanic, otra de las incansables historias ora y no puedes dejar de leer, ni de mirar.

Ruth Elizabeth Becker embarcó en el Titanic con tan solo 12 años y su historia es una clara exhibición de la humildad de las personas, no importa su edad o tamaño, incluso viviendo una tragedia de tal envergadura, que muchos de nosotros no hubiéramos salido del shock, una niña de 12 se llenó de valor y consiguió sobrevivir al hundimiento más conocido del mundo, el del RMS Titanic.
Ruth vivía en la India en 1899, su hermano enfermó y su madre Nellie decidió trasladarse, junto con el resto de la familia desde Michigan a Nueva York, para que su hermano pudiera tomar el tratamiento que necesitaba. Así pues, Ruth, su madre, y hermanos menores (un hermano y una hermano) embarcaron a bordo del mágico buque como pasajeros de segunda clase. Su padre esperaba en la India para reunirse con su familia en Nueva York unos meses más tarde.

Cuando Ruth y su familia embarcaron en el buque más grande y más lujoso del mundo quedaron totalmente asombrados de la majestuosidad y la supremacía
del barco. Pero era tal la elegancia y la grandeza del RMS Titanic que tras su fatídico hundimiento solo consiguió que la tragedia fuera aún más impactante. Cuando el Titanic chocó contra el iceberg el viaje de Ruth y su familia tomó un aspecto aterrador, todo el lujo se hacía invisible ante un inmenso bloque de hielo que amenazaba incesante a 2.200 personas.

Nellie, la madre de Ruth, consiguió embarcar en el bote salvavidas nº11 con sus dos hijos menores, lamentablemente no quedaba espacio en el bote para la pequeña Ruth. Nellie no pudo sostener sus lágrimas cuando fue separada de su hija, la cual ocupó un lugar en el bote salvavidas nº 13, el cual cuando fue bajado al mar estuvo a punto de ser aplastado por el bote nº15 que se evitó cortando las cuerdas del bote y se deslizó hacia el agua en el último momento, sin causar daño alguno al otro bote.

Cuando los escalofriantes gritos de las personas que se encontraban en las gélidas aguas en medio del Atlántico Norte ensordeció sus oídos, Ruth trataba de consolar a una mujer de nacionalidad polaca que ocupaba un hueco en el bote de Ruth, la cual no paraba de llorar por haber tenido que abandonar a su bebe en otro bote, de la misma manera que Ruth fue apartada de su familia. Ruth no entendía alemán pero hacía lo imposible por consolarla. En una situación así, un abrazo puede salvar tu vida.
Por fin, el bote nº13 llegaba al Carpathia con Ruth a salvo donde consiguió volver a reunirse con su familia tras horas de tensión y de espera, a la deriva en un bote en plena noche helada. Ruth no solo se alegró al volver a esta con su madre y sus hermanos, también le emocionó comprobar que la mujer polaca también logró reunirse de nuevo con su bebé.

Durante muchos años, Ruth evitaba a toda costa hablar de tan terrible suceso pero años más tarde empezó a hablar sobre ello y realizó varias apariciones en convenciones de Titanic Historical Society con otros supervivientes del Titanic.

Ruth Becker, a sus 99 años de edad realizó un crucero a México, no había subido a un barco desde el “increíble viaje inaugural del Titanic”. Ese mismo año Ruth murió y sus cenizas fueron esparcidas en el mar, ¿dónde? Directamente sobre los restos del RMS Titanic.



Maravillosas historias ocultas del Titanic que nos acerca solo un poquito más a la noche del 14 de Abril de 1912, aquella trágica pero fascinante noche que día a día me encandila con alguna de sus historias.

jueves, 5 de marzo de 2015

Rescate de las víctimas del mar tras el naufragio del Titanic

Hoy, en las historias ocultas del Titanic, abordamos un tema serio, la labor de rescate de las víctimas del fatídico naufragio del RMS Titanic y la gestión llevada a cabo para intentar recuperar del mar el mayor número de cuerpos posible, para que pudieran descansar en paz en el sitio donde les corresponde.

En Abril de 1912, en cuanto fue conocida la noticia del trágico suceso del hundimiento del Titanic, la compañía naviera propietaria, y por lo tanto, responsable del majestuoso barco contrató los servicios de cuatro barcos con el fin de recuperar los cadáveres de las víctimas fallecidas en el naufragio. Una ardua tarea difícil de digerir y por la cual la White Star Line pagó 550 dólares (de la época) por día.


CS Mackay-Bennett
El CS Mackay Bennett inició su búsqueda el 17 de Abril de 1912, capitaneado por Frederick Harold Larnder. En su partida contaba a bordo con un equipo de embalsamadores e importantes cantidades de hielo, ataúdes y mortajas. Pero cuando los tripulantes del Mackay Bennett se encontraron en medio del imponente Atlántico Norte, rodeados de cadáveres en un avanzado estado de putrefacción, entonces y solo entonces, comprendieron en qué consistía su cometido. En solo 13 días el Mackay Bennett había recuperado 306 cuerpos sin vida del mar, entre ellos se incluían los de Jhon Jacob Astor (el hombre más rico a bordo del RMS Titanic) y el de Wallace Hartley (director de la orquesta del RMS Titanic).

De los 306 cuerpos recuperados por el Mackay Bennett, 116 fueron arrojados de nuevo al mar debido a su avanzado estado de descomposición. El 30  de Abril de 1912 el barco atraca en el puerto de Halifax con 190 cuerpos recuperados.

Posteriormente y con el fin de completar el rescate de los cuerpos de las víctimas del naufragio, la White Star Line contrató los servicios de 3 barcos más: el Minia, el Montmagny y el Algerine.

CS Minia
El lunes 22 de Abril el Minia partió equipado para la labor de rescate y el viernes siguiente, a pesar del mal tiempo, llegó al lugar donde el Titanic se había hundido. Con el capitán William George Cuadrados DeCarteret al mando, durante su búsqueda de una semana, tan solo consiguieron encontrar 17 cuerpos, de los cuales 2 fueron arrojados de nuevo al mar y 15 de ellos llegaron a puerto en el Minia el 6 de Mayo. Entre los cuerpos recuperados por el Minia se encontraban el de Charles M. Hays (Presidente del ferrocarril), Joseph Fynney (pasajero de segunda clase), tres pasajeros de tercera clase y diez miembros de la tripulación. Tras su llegada a Halifax, todos los utensilios que no fueron utilizados por el Minia fueron trasladados al Montmagny, el siguiente barco en partir y continuar con el rescate.

CGS Montmagny
El lunes 6 de Mayo, el Montmagny, bajo el mando del capitán Pedro Crerer Johnson partió de Halifax tras subir a bordo todos los suministros y personal necesario para llevar a cabo el rescate. De nuevo el mal tiempo dificultó la labor de rescate de los cuerpos, aún así, el Montmagny pudo recuperar 4 cuerpos, de los cuales 1 fue enterrado en el mar. Los 3 cadáveres restantes fueron llevados a Nueva Escocia el lunes 13 de Mayo. Tras la toma de combustible y la adquisición de más suministros, el Montmagny volvió al lugar para buscar más cuerpos, pero la búsqueda fue en vano. El 19 de Mayo volvió a Halifax con las manos vacías.

El 16 de Mayo el SS Algerine, capitaneado por John Jackman, zarpó desde Terranova hacia el lugar de famoso hundimiento. El 26 de Mayo el Algerine comunicaba vía telégrafo que había recuperado del mar el cuerpo de un hombre, correspondiente a James McGrady (al parecer un mayordomo). Aunque estuvo navegando durante 10 días más por la zona, no consiguió recuperar más cuerpos y regresó a puerto con el único cuerpo encontrado.

En cada uno de los barcos que fueron enviados para recuperar los cuerpos de las víctimas del naufragio más famoso de todos, el hundimiento del "insumergible" Titanic, el procedimiento a seguir era el mismo: los pasajeros de primera clase eran embalsamados y metidos en ataúdes de madera, los de segunda clase se envolvían en una lona y los de tercera clase estaban amontonados, unos encima de otros, en una habitación llena de hielo.



Hoy, en las historias ocultas del Titanic, no solo queremos recordar a todas aquellas personas que vivieron el fatídico desastre, también queremos homenajear la labor de rescate llevada a cabo por los marineros, los cuales contaron historias horripilantes sobre la labor de rescate que llevaron a cabo. Prometo buscar, concienzudamente, el relato de algunos de los marineros sobre los que cayó esta macabra tarea y, por supuesto, compartirla con todos vosotros.