Historia

21-oct.-14________________________________________________________________ Lola DB

Todos conocemos historias sobre el Titanic, pero son tantas las que se ocultan detrás de la leyenda de este impresionante barco, que aún hoy siguen fascinando a todo aquel que se detiene 10 minutos a leer, escuchar o ver, tan solo una de ellas.


Los hermanos gemelos del Titanic

Pocos saben que el Titanic fue construido junto a otros dos barcos de gran envergadura y majestuosidad, el Olympic y el Britannic. Los tres barcos fueron forjados en los astilleros de Harland and Wolff, en Irlanda del Norte por la compañía naviera White Star Line y todavía son recordados por poseer los títulos de los barcos más grandes y lujosos, así como sus finales repletos de infortunios.

La construcción del Olympic comenzó en 1908 en medio de una cruel competencia  entre las dos compañías navales más importantes de Inglaterra: Curnard Line y la White Star Line, que buscaban superioridad en velocidad y dimensiones en sus barcos.

Tres años más tarde, armado con nueve cubiertas, una longitud de 269 metros y casi 52 mil toneladas de peso, con de interiores de lujo; el barco ya estaba preparado para partir en su viaje inaugural de Southampton hacia Nueva York comandado por el capitán Edward John Smith, mismo que dirigió el primer y único viaje del Titanic.

Los tres primeros meses de funcionamiento del RMS Olympic discurrieron sin mayores incidentes, hasta el que colisionó con el buque de guerra HMS Hawke, abriendo un gran agujero en los camarotes de tercera clase. Después el accidente, en el cual no hubo herido, volvió a los astilleros de Harland and Wolff para ser reparado con partes del Titanic.

El segundo incidente que hizo que el barco volviera a los astilleros en enero del 1912, fue la pérdida de una de las palas de las hélices, por lo que se tuvo que retrasar la culminación de la construcción de los últimos  detalles del Titanic.

Durante el accidente, el Olympic se encontraba a 800 km de distancia del Titanic cuando recibió las señales de socorro. La distancia no hizo posible ayudar a los pasajeros ni a la tripulación.

En la Primera Guerra Mundial fue confiscado, pintado de camuflaje y sirvió como transporte de tropas. Se encontró de nuevo con su hermano más pequeño, el Britannic, que servía como barco hospital en el Mediterráneo.


Rescató a los tripulantes del HMS Audacious, un buque de guerra británico hundido tras chocar con una mina.
Hundió a un submarino alemán que le había lanzado un torpedo sin éxito, el capitán del Olympic pudo maniobrar, embistió y hundió al submarino.

En su último viaje, el Olympic sufrió un accidente muy grave, en 1934 colisionó con un buque faro, causando la muerte a siete de sus once tripulantes.

Tras su último viaje en 1935, fue retirado del servicio y vendido. En 1937, los restos del Olympic fueron finalmente desguazados.


En noviembre de 1911 comienza la construcción del Britannic en la misma grada donde fue construido el Olympic. El Britannic fue llamado en un principio “Gigantic”, pero tras el desastre del Titanic fue nombrado nuevamente como Britannic para no dar lugar a recordar la tragedia de su hermano.


En noviembre de 1915 fue requisado en la Primera Guerra Mundial como buque hospital y al mes siguiente comenzó sus servicios como buque hospital al servicio de la Cruz Roja británica. Pasó un mes como hospital flotante en la Isla de Wight (Inglaterra) y después volvió a los astilleros de Harland and Wolff para adaptarlo de nuevo como buque de pasajeros, pero fue reclamado nuevamente para realizar servicios de guerra.

Ese mismo mes, cuando cruzaba el canal de Kea en el mar Egeo, hubo una explosión causada por una mina que le provocó daños importantes en el lado de estribor. Todo ello, ocasionó una gran explosión interna que provocó importantes daños en la estructura del barco y comenzó a escorarse por estribor.



El buque contaba con 1.125 personas a bordo y 29 murieron succionados por el vórtice de una hélice de babor. El Britannic fue el barco más grande hundido durante la Primera Guerra Mundial.